Translate

viernes, 29 de noviembre de 2013

Yo me imagino ser...

Yo me imagino ser la vía imaginativa
porque es todo lo que tiene vida.

Yo me imagino ser zapatón
porque tiene un gran cordón.

Yo me imagino ser cocinero
porque tiene un pequeño mortero.

Yo me imagino ser vaquero
porque es un poco rapero.

Yo me imagino ser así
porque es lo que pone aquí.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

El perdón

LO SIENTO
ME ARREPIENTO,
TU TIENES LA RAZÓN
Y QUIERO QUE ADMITAS NUESTRO PERDÓN.

NOSOTROS NO QUERIAMOS HACERTE DAÑO,
TODO ESTO ES UN AMAÑO,
SENTIMOS ALGUNOS HABERTE HECHO DAÑO,
Y OTROS NO HABERTE APOYADO.

ESPERO QUE NOS PERDONES, HEMOS HECHO MUY MAL,
Y RIMANDO TE QUEREMOS APOYAR.

PERDÓN POR NO APOYARTE
Y DECEPCIONARTE.

domingo, 17 de noviembre de 2013

Los animales letales

Algunos animales
son letales.
Como la serpiente
la que nunca hace parapente.
Como la cocodrila
la que nunca bebe tila.
Como el caimán
el que sueña con Superman.
Como la tarántula
la que es una gandula.
Como el león
el que busca canción.
Como el elefante
el que inventó el aerodeslizante.
Como mucho más
que tú adivinarás.

sábado, 16 de febrero de 2013

Los zapatos parlantes

Había una vez una vaca muy tranquila, pero ya muy vieja. La mataron y usaron un poco de piel para hacer cosas de ropa. Ese trozo de piel era mágico y muy rebelde.

Se lo llevaron a un zapatero, cuando fue a darles un martillazo, los zapatos dijo:

- ¡No me des, hombre loco!

El zapatero sorprendido miró alrededor a ver quién había gritado, pero como no vio a nadie siguió a su trabajo. Los vendió a una tienda.

Cuando los zapatos estaban de oferta, al pasar la gente gritaban:

- ¡Cómprame! ¡Cómprame! - y a la gente les asustaban.

Un día vino un extranjero y, como no entendía el idioma, los compró. Los zapatos le gritaban continuamente  pero él no los entendía, así que después de algún tiempo se hartaron y se destrozaron ellos solos contra el suelo, acabando en la basura.

Fin

lunes, 4 de abril de 2011

Enrique Cortante, El cangrejo peluquero

Erase una vez un cangrejo llamado Enrique. Enrique era peluquero, tenía las pinzas grandes que le servían como tijeras. Pero como en el fondo del mar los habitantes no tenían pelo, no podía hacer su profesión.

Entonces al año siguiente se encontró a una sirena que estaba buscando a un peluquero para cortarse el pelo. Y así pudo hacer su profesión.

Y aquí acaba el cuento.

Fin.

domingo, 20 de marzo de 2011

Nuno, el dragón especial

Nuno era un dragón muy especial, tenía las alas verdes y las patas rojas. Le encantaban las pizzas de guindilla extra picante.

Pero un día alguien robó la guindilla extra picante. Nuno llamó a Jonas Jackson. Cuando vino, Jonas le preguntó:

- ¿Qué pasa Nuno?
- ¡Que han robado toda la guindilla extra picante! - gritó.
¿Y por qué estás tan gordo?
- Por que me he comido 40 pizzas - dijo Nuno.
- Entonces está claro, has gastado todas y tienes que esperar.
- ¡Vale!

Fin.

domingo, 20 de febrero de 2011

El país en que llovía de color verde

Erase una vez un país llamado Verdín. Había una cosa diferente al nuestro, que llovía de color verde. Era un misterio.

Entonces un día vino un detective llamado Jonas Jackson. Le explicaron que llovía de color verde, y que todos los días que llovía salía el Arco Iris. El detective dijo:

- Ahí está, la lluvia traspasa el Arco Iris por el color verde y así se pone verde.

Y así pudo resolver el misterio.

Fin.